Peligros para niños en casa o el hogar

Desde la llegada del nuevo inquilino al hogar familiar, aparecen peligros para niños en casa que ese necesaria una verificación de las condiciones de seguridad del hogar.

Cuando el niño ya tiene edad suficiente para desplazarse a voluntad y ser capaz de “tocarlo todo”, el hogar puede convertirse en un auténtico mundo de peligros. Cada año los accidentes domésticos provocan demasiados dramas.

Los padres no pueden dejar al niño solo ante el peligro, sino que deben velar por la seguridad de su entorno.

Velar por la seguridad en casa es absolutamente imprescindible. Sin ánimo de ser exhaustivos, a continuación les proponemos algunos consejos útiles para asegurar un grado suficiente de protección en el hogar y asegurar en gran medida la seguridad de sus hijos.

 

Líquidos calientes

  • Peligros de niños en el hogarAl preparar la comida, hay que alejar al niño de la cocina. No cocinar nunca con el niño en brazos.
  • Mantener los mangos de cazos y sartenes siempre en el interior de la placa y utilizar los fuegos más cercanos a la pared. Tal como se ve en la fotografía, es muy fácil que mientras esté cocinando, en un descuido el niño quiera ver el contenido del recipiente y pueda tirarse por encima agua o aceite hirviendo.
  • Regular el termostato del calentador para que el agua no supere los 40 grados como máximo.
  • No dejar al niño solo frente a un bol de leche o sopa muy caliente.

 

Encimeras y hornos

  • No dejar a su alcance las rejillas de la cocina cuando aún no sé han enfriado por completo.
  • En algunos países venden unas tapas de seguridad para cubrir las placas eléctricas después de su uso.

 

Productos de limpieza

  • Mantener en un armario cerrado, a una altura inaccesible para el pequeño, todos los productos de limpieza, especialmente los cáusticos.
  • No traspasar jamás un producto de limpieza a una botella vacía de vidrio o plástico que pueda confundirse con agua, zumo o refrescos. En los hospitales se ven periódicamente casos de niños con el estómago destrozado porque sus padres, por distintas razones, han vaciado lejía o salfumán en botellas de por ejemplo Fanta, y los niños han pensado que era refresco, han bebido un buen trago y cuando se han dado cuenta que no era Fanta ya era demasiado tarde. Esos niños deben hacer dieta toda su vida ya que su aparato digestivo queda seriamente dañado. Y por desgracia hoy en día este sigue siendo uno de los accidentes más comunes en niños pequeños.
  • Aunque no es un producto de limpieza, es también bastante común en urgencias de los hospitales niños que han “jugado” con tubos de pegamento de contacto y al abrirlo se han pegado sus dedos. En estos casos se requiere una intervención quirúrgica para poder despegar los dedos entre ellos o a otra parte del cuerpo, o aún peor, los labios o los párpados del ojo. Cuando esto sucede se tiene que extirpar una parte de la piel y resulta bastante doloroso.

 

Objetos cortantes y de cristal

  • Tanto los cuchillos y las tijeras como los utensilios de bricolaje deben guardarse después de su uso en un lugar inaccesible a los niños.
  • No hay que permitir que los niños pequeños usen vasos y platos de cristal, mejor utilizar de plástico para evitar posibles cortes en caso de rotura.

 

Pequeños objetos

  • Uno de los más comunes peligros para niños en casa es el atragantarse. Debemos evitar dar al niño menor de tres años cacahuetes, gominolas, chicles y otras golosinas de pequeño tamaño, ya que pueden atragantarse con ellas, además de no ser nada recomendables ni para su salud, ni para sus dientes.
  • Atención a los objetos compuestos de pequeñas piezas cuando los niños sean menores de tres años (normalmente, el fabricante advierte del peligro con un pequeño símbolo).
  • No hay que dejarle jugar con gomas, bolsas de plástico (transparentes o las que regalan en los supermercados) o cuerdas.
  • Las pilas botón (esas pequeñas que se utilizan en los relojes) deben cambiarse con precaución, nunca dejarse a su alcance ya que muchas de ellas tienen componentes muy tóxicos incluso venenosos como el mercurio, que provoca daños muy graves e irreparables en diferentes órganos del cuerpo como el cerebro, hígado y riñones.

Peligros para bebés en casa

 

La silla alta o trona

  • Al adquirir la trona hemos de comprobar que se ajusta a las normas de seguridad. Debe tener un cinturón ventral y entre las piernas para sujetar al pequeño y evitar que se escurra hacia abajo.
  • Conviene instalar la silla lejos de los muebles que pueden servir de punto de apoyo para que el pequeño se levante o haga presión. Dicho de otro modo, que el pequeño no pueda levantarse de la trona (y caerse), apoyándose en un mueble que tenga cerca.
  • No debemos dejarle nunca solo sobre ella y menos desatado.

 

Medicamentos

  • Debemos guardarlos en un botiquín al uso, cerrado con llave y lejos del alcance del niño.
  • Si el niño ha de tomar un medicamento, le explicaremos que se le da porque necesita curarse puntualmente, y no porque sea bueno, e insistir en que si lo toma por su cuenta puede ponerse muy enfermo.
  • No es bueno tener “reservas” de medicamentos y menos de medicamentos caducados.

 

Bañera

  • Si existe un calentador en el cuarto de baño, debemos comprobar que no haya riesgo. Si el calentador es eléctrico hay peligro que el niño le tire agua y pueda electrocutarse. Hay que alejar de la zona de baño todo enchufe o aparato eléctrico. Si el calentador es de gas, puede consumir en pocos minutos el oxígeno del cuarto de baño y morir de asfixia. También comprobar que no haya emanaciones, por ejemplo que se apague la llama y tengan una intoxicación por el gas butano.
  • No podemos dejar nunca a un niño menor de cuatro años sin vigilancia durante el baño. Puede ahogarse en sólo 20 cm de agua. Este es uno de los peligros para niños en casa más dramáticos y hay que tenerlo muy en cuenta.
  • Hay que verificar la temperatura del baño con un termómetro o, en ausencia de éste, con el codo o la parte de arriba de la mano (es decir con la palma no, con el otro lado de la mano) ya que la piel es mucho más sensible. En ningún caso debe hacerse con los dedos porque lo que a usted le parece “calentito” al niño le puede quemar.
  • Debemos eliminar de su alcance, en los bordes de la bañera y en el lavabo, desodorantes, perfumes, champús.
  • Es conveniente colocar una alfombra antideslizante.
  • Cuando se saque al niño de la bañera, es muy fácil que le resbale de sus manos y caiga al suelo, especialmente si lo coge de la cintura. Este es un accidente muy común con los padres que intentan sacar de la bañera al niño con un brazo mientras preparan la toalla con la otra mano. Para evitar accidentes intente preparar la toalla en una superficie plana y a continuación saque al niño cogiéndolo por debajo de sus brazos, utilizando los dos brazos a la vez.

Peligros para niños en casa

Tomas de corriente

  • Recurrirse a tapas protectoras que cubran los orificios de entrada en las tomas de corriente o enchufes. También existen tapas protectoras superpuestas a modo de guillotina. Ante una urgencia, puede colocarse celo bien pegado sobre la toma de corriente. Pregunte en las tiendas tipo ferreterías o de electricidad sobre las diferentes opciones disponibles.
  • Evitar el uso de “ladrones” y alargos de corriente.
  • Reñir al niño siempre cuando va a tocar cualquier enchufe o toma, avisándole de las dramáticas consecuencias que puede tener jugar con ellos. Es de vital importancia que lo entienda.
  • Desconectar inmediatamente después de su uso cualquier aparato eléctrico que el bebé pudiera llevarse a la boca o manipular.
  • Jamás dejar aparatos peligrosos conectados como turmix, picadoras, licuadoras, minipiler, trituradoras, peladoras, etc que tengan cuchillas y que el niño pueda poner los dedos y apretar el botón de activación.

 

Escaleras

  • En escaleras interiores, colocar una barrera de seguridad para impedir el acceso al bebé, si no va acompañado de un adulto.
  • Cuando comience a andar hay que enseñarle a subir las escaleras a cuatro patas y a bajarlas reculando.

Puertas

  • Peligros de niños en casa ejemplo de puerta y sus dedosExisten dispositivos de seguridad que mantienen las puertas fijas cuando están abiertas. Uno de los accidentes más comunes es cuando el niño pone los dedos en la zona de las bisagras y por la razón que sea se cierra la puerta, atrapando los dedos del niño.
  • Las puertas correderas son muy peligrosas, las encontramos en casas, pero sobretodo en algunos tipos de transportes o en locales comerciales, con esas puertas que “sea abren sólas” cuando un sensor detecta movimiento al acercarnos a ellas. Los niños pequeños apollan las manos y su cuerpo en esas puertas, y en el momento en que se abren, no les da tiempo de reaccionar para retirar la mano y se enganchan los dedos en la obertura por donde “desaparece” la puerta. Este tipo de accidentes puede provocar daños, desde leves como dolorosos rasguños en la piel como daños graves que pueden llegar a la amputación de varios dedos.

 

Ángulos de los muebles

  • Lo más práctico es colocar esquineras de plástico o esponja. También pueden realizarse en casa con ayuda de trozos de espuma y cinta adhesiva.

 

Literas

  • ¿A partir de qué edad un niño pequeño puede dormir en una litera? No hay que dejar dormir a un niño menor de seis años en la litera superior; y en todo caso, se colocarán barreras de seguridad.

 

Plantas

  • Hay que enseñarle a que no toque las plantas, ya no sólo por la salud de las plantas sino porque muchas plantas domésticas o en lugares públicos son tóxicas (mirar siguiente punto).
  • Hay que obviar en el hogar ciertas plantas ornamentales cáusticas, como las lechetreznas y la poinsetia o flor de pascua, que contienen un látex muy tóxico para la piel, las mucosas y los ojos. También el jugo digerido de la famosa planta dieffenbachia puede ser mortal para un niño.
  • Los insecticidas y pesticidas sólo se utilizarán el día que se prevea que el niño no va a salir al balcón, jardín o huerto. Debemos guardarlos en un lugar cerrado e inaccesible al pequeño.

Haz clic encima de las imágenes si quieres verlas más grandes:

 

 

Ventanas y balcones

  • Peligro de bebé a punto de caer balcónLas ventanas accesibles han de tener dispositivos de cierre con sistemas de seguridad que deberán ajustarse tanto si están cerradas como entreabiertas.
  • No hay que colocar mueble alguno al lado de las ventanas que pueda utilizar el niño para subir.
  • El espacio entre las barras verticales del balcón no ha de superar los 11 cm. Lo más práctico será colocar una red plástica dura o una tela metálica más alta que las rejas.
  • Conviene inculcarle el grave peligro que supone caerse al vacío. Cuando se estrenó la película de Supermán en el año 1978, hubieron muchos casos de niños que saltaron por ventanas y balcones pensando que volarían. Si lo ven en dibujos animados u otros medios, hay que inculcarles que eso no es posible, antes de que lo comprueben por si mismos.

 

Fuego

  • No debemos dejar a su alcance ni cerillas ni mecheros.
  • No debemos enseñarle a utilizar el fuego, por ejemplo que en su cumpleaños encienda las velas con un encendedor de cocina, es como enseñarle a que prendan fuego a la casa en el futuro.
  • Debemos tener cuidado de que no se acerque alrededor de la barbacoa cuando se está utilizando.
  • Hay que evitar que cuando se cocine, los niños estén cerca de donde se cocinan los alimentos, desde paellas con aceite caliente a ollas con agua hirviendo, cuando hay un accidente vuelcan sus contenidos y acaban en el suelo, justamente donde juegan ellos. Por eso hay que evitar que jueguen en las zonas con posible riesgo.

 

Es posible que además de estos peligros para niños en casa, hayan otros que no he comentado, pero estos son los que más se ven en las urgencias de los hospitales. Si tiene alguna sugerencia que no hayamos contemplado, por favor, escríbanos con el formulario de comentarios que hay más abajo.

 

2 opiniones en “Peligros para niños en casa o el hogar”

  1. A día de hoy, post como este son realmente una gran fuente de información y muy útiles, me alegro de que te tomes el tiempo de publicar las cosas de una manera tan clara 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *