Crisis convulsivas en niños entre 6 meses y 3 años

Bebé con convulsiones

Entre un 5 y un 10 por ciento de los niños en edades comprendidas entre los seis meses y los tres años sufren estas crisis producidas por una mala regulación de la temperatura corporal.

Una variación acusada de la temperatura puede provocar una mala oxigenación de las células cerebrales, lo que desata las convulsiones. Aparecen con una fiebre alta y repentina pero también tras un descenso brusco de la temperatura (por ejemplo, un baño muy frío en un niño con fiebre).

En ocasiones, las crisis pueden provocar la pérdida de conocimiento.

  • Si la crisis está ligada a una hipertermia (exceso de calor), se aconseja desnudar al pequeño, suministrarle un antipirético y ponerle paños fríos.
  • Si es al contrario, será necesario recalentarle, friccionarle y abrigarle en espera del médico. Después de la crisis se le continuará dando un medicamento para ayudar a bajar la fiebre cada tres o cuatro horas.

La consulta al médico es imprescindible, pero los padres deben tener en cuenta que el hecho de haber sufrido una crisis convulsiva no implica que se vuelva a producir o que el niño sufra epilepsia. Generalmente los especialistas no administran tratamiento preventivo hasta constatar la aparición repetitiva.

El bebé tiene fiebre muy alta por las noches ¿Qué hacer?

niño llorando fiebre alta

Hay bebés que cuando les salen algún diente, se ponen a llorar cuando llevan dos o tres horas durmiendo, tienen una fiebre muy alta (por ejemplo a 39 grados o más), especialmente por la noche y suele durar 3 o 4 noches. Cuando esto sucede hay que actuar rápido ya que a partir de 40ºC es muy peligroso ya que el bebé podría sufrir daños irreversibles.

En caso de urgencia hay que desnudar al bebé, para que le baje la fiebre. Se puede reforzar el efecto si se le da un baño de agua tibia (que no sea fría, ya que podría ocasionarle convulsiones) o generalmente lo mejor y más rápido es que le dé el aire fresco como salir al balcón, jardín o terraza, ya que por la noche la temperatura es más baja en el exterior de las casas. No hay que preocuparse sobre si se constipará en caso que haga demasiado frío, con la fiebre que tiene no se puede resfriar, claro está, a menos que se esté a temperaturas polares.

También si se puede, darle cada tres horas dos medicamentos llamados Dalsy y Apiretal, no los dos a la vez, si no primero uno, y al cabo de tres horas el otro, de manera que se van alternando. Estas medicinas se alternan porque pueden irritar el estómago y si se alternan, los efectos secundarios son mínimos. Para saber la dosis que hay que darles, consultar el prospecto, los dos medicamentos vienen dentro de botellas en formato líquido y hay que darles la dosis mediante una jeringuilla límpia o con la cucharilla dosificadora que llevan incorporada en la caja del medicamento.

Bebé niña con fiebreDalsy y Apiretal son anti-inflamatorios especialmente indicados para niños, ya que los que se venden para adultos pueden ser peligrosos para el organismo de los niños. Si todo va bien el bebé comenzará a dormir mejor y la fiebre se le estabilizará a 37,5ºC y 38,5ºC.

Al cuarto de hora de haberle suministrado el medicamento ya debería ir bajando la fiebre, si no es así y el bebé sigue por encima de los 39ºC hay que ir a urgencias. Durante el trayecto no abrigar al bebé, es decir, con poca o ninguna ropa (menos el pañal para evitar accidentes con las micciones).

Pero insistimos, aunque por la noche le baje la fiebre al día siguiente hay que consultar al médico lo antes posible, ya que la fiebre es señal que hay algo no no va bien y podrían ser varias las causas.